Por Guilherme Mendes

Entre 2007 y 2009, The Coca-Cola Company, una empresa que cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York y tiene su sede en la ciudad estadounidense de Atlanta, fue capaz de una hazaña única: producir 1.600 millones de unidades de bebidas en 24 horas. Al hacer las cuentas, constatamos que, en un año, existieron 584 mil millones de unidades de latas o botellas de aluminio, vidrio o plástico que contenían agua, jugos, bebidas energéticas, bebidas deportivas y tés, además del refresco-símbolo de un país y su estilo de vida. Es como si cada ser humano del planeta consumiera alrededor de 75 de estas latas y botellas al año.