Por Paula Mónaco Felipe

Fotografía: Gabriel Queche y Miguel Tovar